miércoles, 29 de diciembre de 2010

EN LA DURA BATALLA

                Os quiero contar una cosa.

               A mí las navidades son una época que ni me gusta, como quién las vive como una niña y se vuelca en ellas para revivir viejos tiempos, ni me disgusta como la gente que se encierra en sí mismo porque se acuerda de los que no están o piensan en lo que ya no son. Para mí es una época como otra cualquiera, quizás más feliz porque comparto más con mis sobrinos.

              Estas están siendo las navidades en las que más he podido compartir con mis peques porque por la distancia, yo vivo en Canarias y ellos en Madrid, no siempre podemos hacerlo. El caso es que estos días estoy sacando a la luz especialmente de mi papel de tía, pues Zaida, mi sobrina pequeña, se ha quedado unos días conmigo en casa.
             Esta mañana mientras yo hacía cosas en la cocina ella se sentó a jugar en la mesa cerca de mí, pues le gusta más jugar si yo la veo. El caso es que había cogido los coches de su primo y los había puesto todos en filas como si fuera una autocine, había puesto una caja como si fuera un escenario y allí dos muñecos protagonizaban una película. En un momento dado ella estaba haciendo que cantaban, mientras yo me movía de aquí para allá. De pronto presté atención a lo que decía y me dejó boquiabierta al escucharla decir:
-           ... y tú te fuiste a la batalla, donde injustamente te mandaron a morir.

                Zaida tiene 6 años y el primer pensamiento que me vino fue “aquí tenemos una futura autora para este blog. ¿No es esto un microcuento? ¿Yo a su edad era capaz de pensar cosas así? ¿Hubiera podido hacer una frase como esa?” De pronto salgo de mis pensamientos y vuelvo a escucharla mientras cantaba:
-          ...y yo mientras escuchando el eco de tu voz.

Decidido voy a publicar su primer microcuento.

,..., y  tú te fuiste a la batalla, donde injustamente te mandaron a morir,...,  y yo mientras escuchando el eco de tu voz.

Autora: Zaida López Guerra 6 años



            Leer otros Microcuentos


8 comentarios:

Nuria L. Yágüez dijo...

Alucinante Zaida. Has vuelto a dejarme pequeña. Tal vez ahora no entiendas que tu tía hable de ti en su blog, y hasta te de vergüenza. Pero eres flipante y dentro de unos años entenderás lo GRANDE que eres, y lo bien que te hará en un futuro la imaginación que tienes.

No dejes nunca de usarla. Te quiero peque. Y me gustaría ver un día algo tuyo publicado aquí. Algo que me hayas mandado tú sola, pues tu imaginación es tan expectacular como tú.

luna dijo...

Felicidades Zaida. Serás una gran autora y harás disfrutar a mucha gente con tu imaginación como lo hacen tus antecesores. Un beso bien grande.

Alberto Lopez Yepes dijo...

Muy bien Zaida. Hay un refrán que dice, de casta le viene al galgo, pero la verdad es que tú siempre has demostrado tener una agudeza intelectual fuera de lo común para tu edad.
Sabes que en la familia siempre estamos atentos a tus ocurrencias, que no son pocas por cierto. Sigue así, que quizas muy pronto estaremos leyendo alguna narración completa, será bonito ver que sigues los pasos de tu tia.

Anónimo dijo...

BOOOOM Ha nacido una estrella.

Se nota que eres una niña especial. Parece mentira, pero teniendo la familia que tienes es lógico que seas así. No pierdas nunca esa capacidad, y foméntala.

Melania dijo...

Guay, eres única Zai. Solo con una frase has contado una triste realidad, ya haces comprender al mundo lo injusto que es. Ere grande pequeñaja, muchísimos besitos desde canarias para ti,un dile a tu papá y mamá, !Ñoooooooooooo¡ que nueva escritora ha surgido. Muaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa

Emi dijo...

Aupa Zaida! Menuda escritora estás hecha, te salen las palabras tan fácilmente que una se queda perpleja de que hayas podido ser tú la que lo ha dicho! Eres una personita muy interesante, y si ahora no entiendes por qué, pronto lo averiguarás. ¡Espero ver un cuento tuyo por aquí prontito eh! Besossssssss

Gloria Elena Gil Hernández dijo...

Muy bien, Zaida. Me alegro de que hayas heredado el don de tu tia y de tu abuelo. Cuéntanos algo más cuando puedas, pero si puede ser con un final más feliz. Un besito muy grande de Gloria, la mamá de Elena.

Nuria L. Yágüez dijo...

Jo Zai cada vez que lo leo flipo más.

Te quiero enanita mia. Y recuerda que me debes un dibujo, el del pie. ¿Te acuerdas?