sábado, 18 de diciembre de 2010

ESPECIALMENTE DIFERENTE

Todos los bebés al nacer lloran y yo no lloré. Estaba feliz, no había hecho prácticamente ningún esfuerzo para salir al exterior. Las manos de un cirujano me tomaron con cuidado y mimo sacándome de ese lugar tan cómodo y acogedor donde había pasado mis primeros 9 meses. Después de ponerme guapa me instalaron junto a mi mamá. Ella estaba muy dormida, aún no me había visto ni tocado. Entre sueños la oía decir ¿está bien? ¿cómo está?. A mi me daban ganas de poder comunicarme con ella y tranquilizarla diciendo: sí, mamá, estoy muy bien. Pero ni podía, ni ella me oiría, todavía estaba bajo los efectos de la anestesia.
Según se iba presentando el resto de la familia ante mi, todos al ver mi cara, se ponían serios y más de uno no pudo contener su llanto. Pero ¿por qué lloran? No entendía nada. Yo estaba muy contenta ¿y ellos?. Cuando mi mamá despertó y me vio no lloró, se quedó mirándome fijamente, sin poder decir nada. Me besó las manos, las mejillas y me acurrucó contra su pecho con sus brazos.
Al poco tiempo ya era “la niña” de la familia, me hice con el cariño de todos, desde el más mayor al más pequeño. ¡Qué bien me sentía!.
Después llegó mi hermano que rápidamente se hizo mayor que yo. Siempre me ha cuidado, ha jugado conmigo y se ha convertido en mi protector desde que mi padre decidió que no volvería a verme. ¡Qué gran hermano tengo! Aunque a veces me hace rabiar o me regaña si me hago la sueca para no hacer algo.
Cada día aprendo cosas nuevas, algunas me cuesta aprenderlas pero también tengo mucha ayuda. Me siento feliz cuando me llevan en coche, me ponen música, vamos a ver sitios que no conozco y me cogen de la mano para evitar que tropiece. En mi último viaje he disfrutado como nunca. He hecho dos grandes amigos que me han contado historias, me han llevado cogida de su brazo a pasear frente al mar, me han enseñado paisajes y lugares preciosos, me han hecho reír muchas veces y me han cuidado como si fuera tan frágil como una figura de porcelana. Aunque no sé expresarme con claridad, sé que les he transmitido el gran cariño que les tengo y lo agradecida que estoy, tanto a él como a ella.
Oigo a mi mamá decir que, gracias a mi, ella es mejor persona, más comprensiva, tolerante, paciente, que yo le hago ver el valor de las pequeñas cosas como si fueran extraordinarias. Que soy, junto con mi hermano, el mejor regalo en su vida.
Todos los que me conocen me tratan con cariño, se preocupan de mi, me ayudan cuando algo se me resiste. Muchos dicen que soy deficiente y yo me pregunto, si he conseguido tanto amor de todos los que me rodean y ellos han descubierto una vida más gratificante gracias a mi ¿no creéis que lo que soy es "especialmente diferente"?
Dedicado a todas las personas especialmente diferentes.


Autora: Rocio

12 comentarios:

Nuria L. Yágüez dijo...

Roci, yo si que me he sentido halagada de disfrutar de ese viaje contigo. Me siento muy agradecida por lo que me has hecho disfrutar. Además se que, aunque no te comuniques como los demás, piensas así y en tus ojos pude verlo. Te queremos Roci "eres GENIAL TIA, impresionante, exquisita". jajaja Y espero que podamos disfrutar otros viajes juntas porque me gusta lo que me enseñas, y me gusto más yo misma cuando estoy a tu lado. Gracias Roci por elegirnos como familia, es un honor vivir contigo. hum.

Melania dijo...

Rocio, precioso relato, y como tu dices eres especialmente diferente,muy especial,ustedes saben amar la vida, son muy cariñosos, dan incondicionalmente.Ojala en este mundo hubieran mas personas "diferentes" pues viviríamos mucho mejor,eso tenlo por seguro.
Muchos abrazos y besitos aquí desde Gran Canaria-

Alberto López Yepes dijo...

Hola Rocio. Quiero que sepas que si disfrutaste mucho en ese reciente viaje, más disfrutamos los que tuvimos la gran suerte de estar a tu lado, los que tuvimos el placer de escuchar tus ocurrencias, los que pudimos darte nuestra mano y disfrutar cojidos de la tuya. Te conozco hace treinta años, y nunca habia disfrutado tanto de tu compañia como en ese maravilloso viaje. Tambien sabes que tienes una madre maravillosa que solo vive para tí. Te quiero cariño.
Si ser diferente es dar todo el amor que teneis,
ese amor sin exigencias, ese amor que tú nos dás, solo puedo gritar......
VIVAN LOS ESPECIALMENTE DIFERENTES.

Anónimo dijo...

Claro que mi niña es especialmente diferente. Es cariñosa especialmente, agradecida especialmente, tierna especialmente, divertida especialmente y yo... la quiero especialmente.
A su madre, no tengo palabras suficientes ni sé plasmarlo tal y como mi corazón siente. Ella sabe lo especialmente que la quiero.
Y tú Nuria, también eres especialmente un cielo de tía...Ha sido un placer descubrirte, reina.
Un beso grande, grande para las tres.
Susa

Mamá dijo...

Hiciste que mi vida fuera especialmente diferente. Me siento muy orgullosa y afortunada de que me escogieras como madre. Me aportas tantas cosas buenas que, por mucho que yo te dé, nunca podré llegar a tu nivel. Tu eres ese motor que siempre está en marcha para ayudarme a superar los muchos y malos momentos que he tenido. Tu eres mi regalo del cielo. Gracias mi niña. Te amo.

Anónimo dijo...

Tu si que eres una gran hermana. No te cambiaría por nada ni nadie en el mundo.

Ana dijo...

Ay Rocio, leo y releo este artículo que me había pasado por alto y alucino. Que familia tienes, así me imagino como tienes que ser tú.

Me habeis arrandado la lagrimita y eso que no la tengo fácil. Como me gustaría conocerte y que a mi también me hicieras especialmente diferente.

Me he quedado sin palabras para expresar lo que siento en mi pecho pero me ha parecido tan lindo que no podía pasar sin decirte nada.

Felicidades a Rocio y a todos los que podeis aprender de ella. No lo dejeis de hacer nunca.

Anónimo dijo...

Es un hermoso relato. Indudablemente eres una persona especial Rocio y como todo lo especial hay que saberlo apreciar. Que la vida te dé todo el amor y cariño que mereces através de los tuyos.

Carmen Lorenzo

Anónimo dijo...

Es un hermoso relato. Indudablemente eres una persona especial Rocio y como todo lo especial hay que saberlo apreciar. Que la vida te dé todo el amor y cariño que mereces através de los tuyos.

Carmen Lorenzo

Anónimo dijo...

Ana Raquel ha escrito: Es emocionante cuando nos enseñan a mirar de forma "especialmente diferente" porque es entonces cuando vemos lo realmente importante.

Anónimo dijo...

Diana ha escrito: Me encanta, me ha emocionado... un abrazo muy pero que muy grande para todas aquellas personas qu se se sienten "especialmente diferentes"....

Anónimo dijo...

¿Hay alguien que no quiera a Rocio? Hasta a mi me están dando ganas de darle un aplauso y no la conozco de nada.