lunes, 20 de diciembre de 2010

LADRON AL DESCUBIERTO

Hoy, entré en tu cuarto,
y como un ladrón a hurtadillas,
he leído tus poesías
sin saber cual es mejor.
 
Al leer he descubierto
tus sentimientos cual son.
Al leer he descubierto
qué grande es tu corazón.
 
He descubierto que ríes,
he descubierto que amas,
he descubierto que lloras
que sufres sin ser amada.
 
No sufras por el amor
que el amor, a veces no vale nada,
que el único amor que te honra
es el amor de tu casa.
 
No recuerdo quien dijo un día
a una mujer mimada,
(tú vales mucho nena)
pues esa mujer no era nada
comparada con mi niña
la que más vale de España.
Eso lo dice tu padre
porque le sale del alma.
 
Creo que en la última estrofa
he descubierto quien soy,
ahora que ya lo sabes
perdona mi intromisión.
Te lo pide quien te quiere
con todo su corazón.

Lee la respuesta al ladrón



Autor: Alberto López Yepes


Leer más del autor      Leer más poesía    

6 comentarios:

luna dijo...

Enhorabuena por esa poesía y doblemente por esa hija que efectivamente tiene un valor incalculable. Solo puedo decir "¡¡¡chapeau!!!".

Nuria L. Yágüez dijo...

La verdad me encantaba jugar con la fantasía cuando era pequeña. Pero lo nuestro no tiene solución. Llegaremos a viejos jugando, ¡qué gozada! Que sencillo si todos fueran así de juguetones, de sinceros, de naturales, de francos (uy) Ójala todos fueran capaces de sacar su niño interior a los 72 años con la facilidad con que tú lo haces. Te quiero ladronzuelo aunque cojas mi cuaderno de poesias a hurtadillas.

Lee la respuesta que recibió el ladrón

Anónimo dijo...

Yo jugaba a esto con mi papá. Nos dejábamos notas escondidas por el departamento. Vivía a tres cuadras y entrabamos uno en el departamento del otro para dejarnos notas. Una relación preciosa no dejen nunca de jugar. Mi papá ya no puede dejarme notas (tiene alzeimer) pero me emocionó tanto sus relatos que se los voy a leer. Qué recuerdos. Relindo.

Mara

luna dijo...

Mara no dejes de leer estos y muchos otros cuentos a tu padre, él quizás no recuerde quién se los ha leido pero tú siempre sabrás que lo hiciste. Es otra forma de "jugar" con él. Un fuerte abrazo

Alberto López Yepes dijo...

Hola Mara.
Si entras alguna vez en el blog y lees este comentario, quiero que sepas que soy el ladrón descubierto.
Me ha gustado mucho tu comentario, sobre todo por la similitud de lo que en ocasiones hacemos nosotros, que es lo mismo que hacias con tu papá.
Me ha entristecido mucho saber que esos bonitos juegos literarios, ya no podeis hacerlos por su enfermedad, pero si quieres continuar te esperamos en el blog.
Un saludo cariñoso para tu papá, y otro respetuoso para tí.

Mara dijo...

Que bello comentario. Estoy emocionada y no se que decir. Si mi papá pudiera seguro que él escribiría algo, pero yo solo leo.

Pero gracias Alberto por tus lindas palabras.