miércoles, 29 de diciembre de 2010

EN LA DURA BATALLA

                Os quiero contar una cosa.

               A mí las navidades son una época que ni me gusta, como quién las vive como una niña y se vuelca en ellas para revivir viejos tiempos, ni me disgusta como la gente que se encierra en sí mismo porque se acuerda de los que no están o piensan en lo que ya no son. Para mí es una época como otra cualquiera, quizás más feliz porque comparto más con mis sobrinos.

              Estas están siendo las navidades en las que más he podido compartir con mis peques porque por la distancia, yo vivo en Canarias y ellos en Madrid, no siempre podemos hacerlo. El caso es que estos días estoy sacando a la luz especialmente de mi papel de tía, pues Zaida, mi sobrina pequeña, se ha quedado unos días conmigo en casa.
             Esta mañana mientras yo hacía cosas en la cocina ella se sentó a jugar en la mesa cerca de mí, pues le gusta más jugar si yo la veo. El caso es que había cogido los coches de su primo y los había puesto todos en filas como si fuera una autocine, había puesto una caja como si fuera un escenario y allí dos muñecos protagonizaban una película. En un momento dado ella estaba haciendo que cantaban, mientras yo me movía de aquí para allá. De pronto presté atención a lo que decía y me dejó boquiabierta al escucharla decir:
-           ... y tú te fuiste a la batalla, donde injustamente te mandaron a morir.

                Zaida tiene 6 años y el primer pensamiento que me vino fue “aquí tenemos una futura autora para este blog. ¿No es esto un microcuento? ¿Yo a su edad era capaz de pensar cosas así? ¿Hubiera podido hacer una frase como esa?” De pronto salgo de mis pensamientos y vuelvo a escucharla mientras cantaba:
-          ...y yo mientras escuchando el eco de tu voz.

Decidido voy a publicar su primer microcuento.

,..., y  tú te fuiste a la batalla, donde injustamente te mandaron a morir,...,  y yo mientras escuchando el eco de tu voz.

Autora: Zaida López Guerra 6 años



            Leer otros Microcuentos

Seguir leyendo(...)