viernes, 18 de febrero de 2011

ERA AMOR

Teníamos una sonrisa de nácar.
Teníamos todos los segundos de nuestras vidas.
Teníamos un cuento con final feliz.
Teníamos una vida juntas.
Teníamos una caja de galletas vacía.
Un reloj sin tiempo,un nido nuevo.
¡Teníamos tantas cosas!
Cosas que hoy,quizás para ti ya no tengan valor.
Cosas que para ti, siempre fueron estúpidas.
Pero para mi era amor.
Eran infusiones que nunca me tome contigo.
Eran la seda de tu cama y la mía.
De tu cuerpo y de mi estructura.
Derrumbaste de un solo soplo los días de ducha,de café,de paseos largos y asaderos en el campo.
Los momentos especiales junto a un libro.
¿Te acuerdas?
Te fascinaba comer letras conmigo.
Indagar en todo lo leído.
Te fascinaba lo que hoy escribo.
Para mi todo eso era amor.
Y usted lo mató.

Hoy solo me queda decirte adiós.




Autora: Inés Jiménez Suarez



5 comentarios:

Nuria L. Yágüez dijo...

Pues dile adiós.

Cuando el amor muere lo mejor es dejarlo marchar. Y aunque en un principio esto traiga dolor, es la única forma de que al final llegue algo que nos haga felices.

Me sigue gustando tu forma de escribir. Pero suelta el yunque que te ancla a la amargura y despega.

luna dijo...

Eso mismo, ADIOSSSSS. Para volver a vivir momentos y situaciones maravillosas (mucho mejores que las anteriores con toda seguridad) hay que terminar por completo, las medias tintas no escriben bien. Enhorabuena Inés!!!!

Ana dijo...

Fascinante, cuantas veces nos quedamos ahí por lo que hubo.

Busca en otro alma lo que ella te dio, pero ya no puede, o no quiere darte.

Anónimo dijo...

ADIOS. Que seas feliz, yo también lo seré.

Ana dijo...

Me encanta la imagen que evoca esa lata de galletas vacia. Cuanta dulzura derrochada,..., seremos un desastre pero es nuestra vida y quiero vivirla.

Ana