sábado, 19 de marzo de 2011

NO ME IMPORTÓ

Tenia un aspecto retrógrado.
Las manos agrietadas como el desierto.
Como un estanque abandonado.
Yo la acerque hasta mi pecho.
No me importo su pasado.
Ni la historia de sus labios.
Solo la imagine perenne en mis brazos.
Y así la bese.
Sin miedos.
Sin espantos.
Descubrí una belleza inimaginable.
La verdadera historia de una mujer escondida.
De una cama de placer olvidada.
De sonrisas y caricias.
Imposibles de imaginar.
Pero que yo invente sin pudor.
Sin miedo al verdadero amor.




Autora: Inés Jiménez Suarez


0 comentarios: