miércoles, 20 de abril de 2011

DEJAME SONREIR

Solo te pido que me dejes sonreír.
Que por las mañanas no me grites.
Y que por las noches,
no me hagas sufrir,
pues las lágrimas me humillan,
y no consigo dormir.
No te puedo odiar,
pues por ti no siento nada,
ni siquiera siento lastima.
Dudo que te duela lo que te digo,
pero no eres más que el verdugo
de mi felicidad.
Solo busco mi libertad.

La encontraré.
Lejos de ti encontraré la verdad,
tarde o temprano,
cuando te des cuenta de todo,
te arrepentirás.
Ya verás.

Y yo ya no estaré,
ni te volveré a perdonar,
solo te pido que me dejes sonreír,
el tiempo que me queda a tu lado.
Haz algo bueno
que yo pueda recordar,
para no irme con el amargo recuerdo,
del verdugo de mi felicidad.



Autora: Inés Jiménez Suarez


1 comentarios:

Diario de nuestros pensamientos dijo...

es curioso tu blog de poesias... me gusta
sobretodo el titulo