domingo, 3 de abril de 2011

UN SOLA VEZ TE AME

Aceite quemado,
se enfriaba en tu boca.
Tu saliva me hería,
con cada palabra,
con cada mentira.
Existía mortal, un arma,
en tu voz pronunciada,
en cada suspiro
que contra mi golpeabas.

Y hoy que ya no tengo miedo.
Puedo deshacer cada adverbio de tu ser.
Deshacer tu vientre negro.
Si quiero
puedo pintar cada poro de tu piel del color del cielo.
Porque he sido valiente para amarte,
una sola vez,
en la más absoluta ignorancia.
Una sola vez dejé, que me cosieras el corazón.
Creías que mi amor duraría para siempre.
No fuiste consciente,
de mis lágrimas,
del veneno que me dabas,
en cada golpe,
en cada mano que alzabas.

Ahora soy una mujer nueva, capaz de ver,
lo cínico y escondido que pintabas tu ser.





Autora: Inés Jiménez Suarez



 

1 comentarios:

La Zarzamora dijo...

Nunca hay que dejar de denunciar este tipo de violencia.
Un desgarrador poema.
Besos.