lunes, 30 de mayo de 2011

DUELO DE PALABRAS

Duelo de palabras,
choque de argumentos,
¿no sopla hoy más fuerte el viento?

Hoy en mis ojos hay fuego.
La tormenta ha llegado
y la obscuridad se ha adueñado
de mi corazón.

Hoy no veo con claridad
dónde está la verdad.

Yo intento buscar el sol
esa palabra que de luz
y ponga paz a esta tensión.

Pero rayos y truenos
han llegado
y dentro de mí han estallado.

Las verdades calladas
se han desbordado
y han salido de mi boca
como rio enfurecido.
Destrozando en el camino
lo que encuentran a su paso.

Hoy no tengas en cuenta
lo que te digo
porque hoy habla el desatino.



Autora: Carmen Lorenzo


Leer más de la autora      Leer más poesía

Seguir leyendo(...)


domingo, 29 de mayo de 2011

SILBANDO AL VIENTO

Y luego tú vendrás

silbando al viento,
como quién no sabe nada,
como con quien no va nada,
y habrás partido,
ya,
mi vida entera,
como un cristal,
como una sierra,
partida en mil pedazos,
como un puzzle de mil piezas,
desechados,
ya,
retazos
que duermen en las tinieblas
del olvido salvador,
salvador momentáneo
de piezas huecas:
que no encajan...
en el rompecabezas,
enrevesado,
de las vidas rotas,
luego tú vendrás
silbando al viento,
¿fingiré no escuchar?
¿quizá habré muerto?

Autora: Isabel Hernando Roy




Seguir leyendo(...)


sábado, 28 de mayo de 2011

DOLOR

Dolor de tiempos viejos y amaneceres nuevos
dolor que rasga el alma , paralizando el cuerpo
dolor que grita mudo, su agónico deseo
dolor de tus silencios, dolor de mis desvelos

Dolor que va creciendo, con el paso del tiempo
dolor que no se sana, sino que va en aumento
dolor de horas perdidas, esperando tus besos
dolor de este amor mío, que es mudo sordo y ciego

Dolor de soledades, ausente el sentimiento
dolor de noches frías, en busca de tu cuerpo
dolor de ser muy tuya , sabiendo que eres viento
dolor de no tenerte, muriendo yo en silencio




Cortesía de Margarita autora del blog Bordando Sueños   

 

Autora: Margarita Avila Landerer

Seguir leyendo(...)


viernes, 27 de mayo de 2011

AMADISIMA MARTA

Ilustración de Diana Camacho Briceño: http://diaxi.blogspot.com/
 
         Tal vez nunca hayas sido amadísima,…, hoy si. Tal vez otros no te dejaron ser tú, yo es a ti a quien amo. Quizás yo te salvara la vida, pero tú has cambiado la mía para siempre. Así, que si tu pregunta es si este amor podré recordarlo cada día de mi vida, la respuesta es sí.
Ayer parecía muy segura de lo que hacía, hoy siento miedo. Tal vez esto me haga perder muchos puntos ante tus ojos pero yo también soy de esta tierra, y siento miedos. Ayer sencillamente, me iluminó la inconsciencia, actué desde la intuición y acerté. No tenía nada que perder, hoy podría perderte a ti y eso me aterra. No sé quién o qué guió mis actos, no sé porque actué como actué, y solo puedo alegrarme de haber acertado.
Yo también sé que con esta energía que tu amor ha dejado en mi corazón, podría vivir el resto de mi vida sin ti. Tenemos dos días para tomar una decisión que cambiará nuestras vidas, para siempre. Porque tenga éxito o no, intentemos una vida en común o no, esta decisión es de las que deja huellas imborrables en el alma. Anoche, en dos segundos, tomé una que ya me ha cambiado. Después de amarte a ti, sé que no voy a ser la misma.
Ahora disponemos de tiempo, un tiempo que anoche ignorábamos que tuvieramos y debemos tomárnoslo.
Mientras hablabas por teléfono y te duchabas he puesto los pies sobre la tierra. Ahora necesito que lo hagas tú. No deseo que tomemos una decisión alocada llevadas por esta pasión que sentimos. Hoy volveremos a dormir juntas, lo sé, porque tú lo deseas y yo lo deseo. Pero me pides que tome una decisión para toda la vida. Desde el corazón, sé que yo estoy dispuesta a tomarla, pero creo que las dos necesitamos meditarla desde la serenidad.
Te invito a que esta mañana pasees tus dudas por tu templo, tu sola. Yo meditaré en mi templo. Yo creo que la decisión no es estar juntas el resto de nuestras vidas como tú propones. Si no estar juntas mientras nuestros corazones deseen. Por mi parte celebraré cada amanecer en tus ojos. Si es para toda la vida, celebraremos más amaneceres juntas. Y si no lo es, celebraremos cada uno de los que haya amor, que son lo que se debe celebrar.
 A la hora de comer hablaremos de nuestra decisión. Te espero en el restaurante.
Te amo, mi amadísima Marta, te amo.
Tardé tres años en comprender la profundidad de esta carta. De entender todo lo que había tras ella. Cuanto amor escondía ese posicionamiento tan terrenal y doy gracias a mi Dios a tus dioses, a quien nos iluminó aquel día para tomar las decisiones que tomamos.




 Autora: Nuria L. Yágüez

Leer más de la autora      Leer más Cartas

Seguir leyendo(...)


miércoles, 25 de mayo de 2011

ADIOS VIEJO AMIGO

Viejo barco que varado
hoy te encuentras en la arena,
recordando aquellos dias
que desplegabas tus velas,
surcando los siete mares
con tempestades... tormentas,
las olas y las espumas
bañaban tu limpia madera.

Te sientes solo y triste
rememorando con pena
que te han abandonado...
que se pudre tu madera,
que sabes que te verás
ardiendo en alguna hoguera,
en la noche de San Juan
o una noche cualquiera.

Pero no te sientas solo
que mucha gente te aprecia,
he visto tomarte fotos,
he visto a los muchachos
subir a tus talanqueras,
jugando a ser marineros
que defienden nuestra tierra,
y te encontre orgulloso...
al verte jugar a la guerra.

También he visto las olas
que de cuando en cuando llegan
acariciando con mimo
tu vieja y sucia madera,
las que siempre te siguieron
donde quiera que tu fueras,
esas olas son amigas
que te quieren y te aprecian.

No te sientas afligido
pensando lo que te espera,
el final de nuestros dias
no sabemos cuando llega,
pero todos desaparecemos...
de la faz de esta tierra.

Asi que te digo adios,
tu Capitán te saluda,
el que cuido tu madera,
el que siempre fué contigo
allende nuestras fronteras,
hoy... también me siento viejo,
por ello te digo adios,
mi viejo amigo...
mi viejo barco...
que estás varado en la arena.


 
Autor: Alberto López Yepes

Seguir leyendo(...)


martes, 24 de mayo de 2011

CARACOLES DE COLORES

Cuando te pienso.
Caracoles de colores
habitan en mi alma.
Se arrastran suavemente.
Soy afortunada.
Pues con cueros de mi piel,
bordan tu sonrisa
y te convierten
en la más bella protagonista.
Y soy feliz.
Con tus poesías y las mías.
 
Cuando te pienso.
Caracoles de colores
me hacen cosquillas,
y riegan la flor,
que crece en las esquinas.
De este loco corazón,
que en tus mejillas,
ha vuelto a bombear vida.
Ha vuelto a sentir amor.

 
Cuando te pienso.
Caracoles de colores
te coronan en el trono de mis musas.
Susurran tu nombre.
Te dibujan perfecta.
Que te puedo decir
que tu no sepas.
Que yo no sepa.
Que no sepan los caracoles de colores.





Autora: Inés Jiménez Suarez


Seguir leyendo(...)


lunes, 23 de mayo de 2011

DESENAMORANDOME

Hoy me he dado cuenta que no me quieres
Hoy abandono la batalla
me rindo a la evidencia
he perdido la paciencia.

Los escudos de tu indiferencia
las espadas de tu frialdad
hoy han herido mi corazón.

Y casi pierdo la razón
Me duele tanto el pecho.
Una espada lo atraviesa
y lo siento maltrecho.

Hoy he perdido el aliento
Me duele tanto esta situasión!
Quisiera esconderme en un rincón.

Tu no tienes la culpa
yo creí que de insistir era cuestión
para que pudiera surgir el amor.

Pero no se puede forzar,
no se puede rogar
porque el amor solo se dá
desde la libertad

Gracias por tu sinceridad
por no hacerme creer
que me amabas
y discúlpame por intentar
comprarlo con mis besos,
con mi cariño,
con los ratos de sexo.

Ahora sé que un espejismo
creí ver en el desierto
Y arrastrada por la sed
agua creí ver.

Pero la sed no aplacaba
el cariño que me dabas
porque amor yo quería
y tu no me correspondías.

Y mientras yo me autoengañaba
e inocentemente esperaba
que tu corazón se ablandara
con la fuerza de mi amor.

Ahora sola vuelvo a quedar
y de nuevo a mí me tengo que arrullar
porque los miedos de la infancia
acechan y llegan.

Vuelvo a ser la niña que llora
porque la dejaron sola.





Autora: Carmen Lorenzo


Leer más de la autora      Leer más poesía

Seguir leyendo(...)


domingo, 22 de mayo de 2011

IMPRESIONES

Fotografía de Gregory Colbert
De ternura, de sabor a madera y tabaco de pipa, de aroma a café recién hecho, caliente, cremoso, de cartas inacabables e inacabadas, de sensaciones y sentimientos, de ti,…, de mi,…, de todos los que por aquí hemos pasado.




 Autora: Nuria L. Yágüez


Seguir leyendo(...)


sábado, 21 de mayo de 2011

ILUSION DE AMOR CUMPLIDA



Hoy por fin he conseguido
que tus ojos se fijen en mí,
comienza mi nueva vida
otra vez vuelvo a vivir.

Hoy llamó el amor a mi puerta
hoy empiezo a ser feliz,
hoy me has dicho que me quieres,
hoy... hoy he comenzado a reir.

Pero quiero que riamos juntos,
buscar la felicidad,
que sientas... lo que yo siento,
que nunca nos dejemos de amar.

Ya no me siento decrepito
tu me haces rejuvenecer,
acariciando tu pubico bello
mi savia es fresca otra vez.

Siento tu cama caliente
al lado de tu suave piel,
me siento hombre en tu cama
mi amor para ti... mi bien.


Autor: Alberto López Yepes

Seguir leyendo(...)


viernes, 20 de mayo de 2011

ILUSION DE AMOR

Eres vida para mi
eres.. mi amor del alma,
eres.. lo que yo más quiero,
eres.. mi persona amada.

Quisiera entrar en tu vida
ser,..., como el agua mansa,
ser,..., quien te haga feliz
ser tu rayo,..., de esperanza.

Ver en tus ojos dulzura
ver,..., la alegría en tu cara,
ver,..., la sonrisa en tus labios
ser,..., el amor de tu casa.

Tener tus suaves cabellos
juntos con mis luengas canas,
que mis manos acaricien,...,

tu cintura.. y tu espalda.

Aunque esté un poco decrépito
y no tenga frescas savias,
he guardado para ti,
algunas,..., en mis entrañas.

Te quiero tanto mujer,
te quiero tanto mi amada,
que quisiera ser tu hombre
ser,..., el amor en tu cama.




Autor: Alberto López Yepes

Seguir leyendo(...)


jueves, 19 de mayo de 2011

CONFESIONES

“De pequeño fui un niño triste, de adolescente problemático, de adulto iba camino de convertirme en asesino.”

Así empezaba el diario con el cual intentaba perdonarse sus pecados. Amancio siempre había sabido que algo no andaba bien en su cabeza. Nunca pudo encontrar algo que le asemejara a los que le rodeaban y por eso dejó pronto de compararse.


Estaba en un vagón del metro, repleto de gente, mirándoles discretamente, serio y sin expresión alguna en su cara. Cualquiera hubiera dicho que era otro autómata más en su rutina, de vuelta a su hogar, después de una dura jornada de trabajo. Pero no era así. Cuando trabajaba siempre viajaba en coche, el metro solo le tomaba para elegir a sus víctimas. Luego las seguía, disfrutaba recreándose en estos momentos. Primero desde lejos, luego dejándose ver, y por último atemorizándolas. El sabía lo que pasaba por su cabeza, pero su víctima lo estaba descubriendo en ese momento y a veces la imaginación humana es capaz de dar más miedo que cualquier asesino.


Amancio no quería saber nada de ellas, no las investigaba, la elección era más visceral y si después no podía terminar su trabajo, por lo menos había disfrutando atemorizándolas, pero cada vez quería más. Estaba empezando a no conformarse con el miedo.


Fantaseaba con matar y estaba a punto de convertirlo en una realidad, eligió a la víctima, la siguió de cerca.
Miraba sus caderas contoneándose y algo se movía en su interior, se sentía poderoso. Ella, inconsciente de lo que podía suceder, cruzó por el parque. La noche estaba oscura. El frio y la neblina hacía que las farolas reflejaran un halo blanco a su alrededor. Su melena resuelta se movía a cada paso. Amancio metió la mano en su abrigo y noto la empuñadura de su cuchillo. Se acercó más a ella y una rama seca se partió bajo sus pies.

Ella se dio la vuelta rápidamente, mirándole con los ojos como platos, y esbozó una sonrisa con la mano en el pecho.
-          Disculpe caballero es que me asusté. Pensé que venía sola y al escuchar el ruido, pensé algún depravado me siguía. Pero, ¡uy por Dios, qué vergüenza!– él no había abierto su boca.- ¿Podría acompañarme hasta el final del parque para sentirme más segura? –El echó un paso al frente, y ella le cogió del brazo. Se sentía incómodo con el cuchillo en el bolsillo.- ¡Gracias! Pensará que soy una boba atrevida, pero es que me he asustado realmente. - Sintió que ahora era él el que temblaba.-  Así me siento más tranquila.- Dijo ella apretando su brazo.

En ese momento supo que no podría matarla. Supo que se había enamorado perdidamente y caminaron del brazo el resto de noches que le quedaron de vida, que fueron muchas. Nunca fue consciente de que ese diario, realmente le había perdonado sus pecados, y le había otorgado una vida llena de amor, que nunca había conocido.



 Autora: Nuria L. Yágüez


Seguir leyendo(...)


miércoles, 18 de mayo de 2011

ME ENAMORE DE TI

Aquella noche,
mientras cenábamos,
me enamore de ti.
Probé el mejor vino,
el mejor caldo.
Tu aroma en mi nariz.
Tu sabor en mis labios.
Mis ojos en ti.
Tu piel en mis manos.

Aun tiembla
la copa que brindé
en tu cuerpo de mujer.

No dudé un instante.
No quería evitarlo.
Quería hacerte el amor.
Y hasta la cama
nos llevamos la pasión.

Cogidas de la mano.
Sin dejar de susurrarnos.
Sin parar de besarnos.
Aquella noche me enamore de ti.
Hoy quiero gritarlo.
Que eres el mejor vino.
Que jamás he probado.


Autora: Inés Jiménez Suarez




Seguir leyendo(...)


martes, 17 de mayo de 2011

TU HUELLA MUERE EN MI ALMA

Sangró mi corazón por tu herida
y la espuma del mar se hizo ceniza
en el ambiente un sonido misterioso,
levanta en vano la arena de la playa
buscando tu cuerpo anidado y lejano,

Quebró la ola, en el viento hecho témpano
y danzante la luna revienta en llanto
cuando tu silueta caminaba entre nubes
amargo desahogo, mustio desencanto,
en pensamientos, querubes y calvarios

Mirando tu mal llamada gallardía
danzó de nuevo la luna con quebrantos
y el agua rodó dentro mi alma ya podrida
en la espera de tu huella, no se hasta cuando

Como lágrimas de diamante en plata
mi sombra vaga iluminada por la luna
tras la espera de tu huella en esta playa
beso entonces, trasnochada esa espuma

El olor a nostalgia apaga mi alma.
decido allí que el mar sea tu sombra
en las crestas cual si fuera alfombra
y te arrope con su ola recia y calma

Autor: Alberto Amaris

Seguir leyendo(...)


lunes, 16 de mayo de 2011

MADRE NATURALEZA



Aguas de nieve derretida
de las montañas van resbalando
cayendo por sus laderas,
y claras bajan saltando
formando los arroyuelos
hasta las verdes praderas.

Aguas que para la tierra es vida
con el sol de primavera,
eclosionan los frutales,
rosales, zarzamoras, madreselvas,
la vida se ve en todas partes,
es...
la madre naturaleza.

Aguas que en el caluroso verano
sirven para regar nuestras huertas,
para mitigar nuestra sed
que parte de nuestro cuerpo
de agua esta compuesta,
tambien para regar nuestras calles
manteniendo la ciudad fresca,
el agua es un bien general
que nos envia...
la madre naturaleza.

El agua es la mejor bebida
mejor que el vino... o la cerveza,
el que echa agua al vino
es para cortárle la testa,
el agua no es para estropearla
porque pura nos la envia...
la madre naturaleza.

Que perdonen los cosecheros,
y tambien las cerveceras,
que voy a dar un consejo
a los que solo...
se beben el agua fresca,
en el aperitivo...
una cervecita,
en la comida...
con vino de nuestra tierra,
asi iremos respetando
todo lo que nos va enviando...
la madre naturaleza.
 



Autor: Alberto López Yepes



Seguir leyendo(...)


domingo, 15 de mayo de 2011

LA SONRISA DE LAS GARGOLAS

La niebla envuelve la ciudad. La tenue luz que desprenden los faroles se difumina en una amarillenta aureola arrebatada a la oscuridad. Las frías callejas colindantes con la catedral están mojadas y desiertas. No dan abrigo a nada ni a nadie, ni a una mísera rata con la que cebarse.

Con la capucha subida, la siniestra dama, oculta su cara. La guadaña, con filo romo, la lleva en la mano apoyada en el hombro; y en la espalda, carga un saco negro para guardar sus tesoros.

Deambula errática por el laberinto de calles sin rumbo fijo, ni plan establecido. Sabe que esta noche tendrá que conseguir otro trofeo más para sumarlo a su tenebroso saco de tesoros. Buscando por los callejones, por las esquinas, por los rincones algún ser al que aniquilar, se encuentra, sin querer, frente a la portada de la catedral. Amparada en la oscuridad y con el telón cómplice que la niebla le brinda, se encarama allá donde se encuentran las gárgolas. Mira a un lado y a otro para asegurarse que no la ve nadie. Con la destreza que da el uso, corta la sonrisa pétrea de las gárgolas con el filo romo de la guadaña y rápidamente las guarda en su saco negro. Baja al suelo con el botín a salvo y comienza su marcha despacio. Sin prisa, su silueta se disuelve un paso más allá de la plaza, engullida por la niebla.

Desde entonces las gárgolas de la catedral, atónitas, tienen el horror fijado en los ojos. Desde entonces a mi me da miedo mirarles la cara.

Cortesía de http://sitiodelabitacora.blogspot.com/



 Autora: Montserrat Ruiz Rodríguez

Leer más de la autora      Leer más Cuentos

Seguir leyendo(...)


sábado, 14 de mayo de 2011

BLAKY FIEL AMIGO

Fiel amigo hoy te recuerdo.
Tu me enseñaste
a cuidarte y quererte.

Yo te enseñé
a vivir conmigo
y con la gente.

Hoy recuerdo tu pelo gris,
y el contacto húmedo de tu nariz.

Tu pasear orgulloso
ondeando como una bandera
tu colita nerviosa.

Recuerdo nuestros juegos,
nuestras disputas
por una pelota.

Me sacastes de mi soledad
y no te voy a olvidar.
Me enseñaste a vivir
y eso lo voy a atesorar.

Hoy tus cenizas reposan
en una caja
pero tu recuerdo vívido
siento en mi casa.





Autora: Carmen Lorenzo


Leer más de la autora      Leer más poesía

Seguir leyendo(...)


AMOR... NO ME QUIERAS TANTO.

Donde está esa mujer
que por ella me has dejado,
te encuentras solo en la calle
cubriendote con harapos.

Dejaste casa.. mujer.. hijos..,
por ella todo has dejado,
ahora estás en la calle
solo y abandonado.

Me hiciste vivir una vida
con desamores y enfados,
de desagravios.. insultos..
de peleas sin sentido..
de decir que nada valgo,
creias que eras un Rey,
y nosotros.. tus vasallos.

Ahora vienes y me dices
que ya todo ha terminado,
que si te perdono.. vuelves,
que estabas equivocado,
que quieres ver a tus hijos,
pero lo que tú no sabes.. es..
que ellos te han olvidado.

Así.. que ya puedes marcharte,
que aquí.. nadie te ha llamado.

Pero yo.. aún te quiero,
y me gustaría tanto
poder escuchar de tu boca
que todo me has perdonado.

Pues vete por donde has venido
que yo nada he perdonado,
pero te diré una cosa..,
AMOR... NO ME QUIERAS TANTO.





Autor: Alberto López Yepes

Seguir leyendo(...)


martes, 10 de mayo de 2011

POEMAS EN EL CUERPO

Hoy escribo poemas en tu cuerpo
sabiendo que las letras caerán cuando eches a caminar.
Y aun así, deseo dejar dulces palabras en cada esquina
de ese cuerpo, que me hace desvariar.

Quiero brindar, chocando dulcemente nuestras copas,
llenándola de dulce jugo primero.
Despeinarme bajo la seda que te cobija,
que se me escape entre susurros un te quiero.

Amarte con el nombre que me impones.
Hacerte perder la inocencia que ya no tienes.
Y escucharte decirme exhausta
que tú también me quieres.



Autora: Nuria L. Yágüez


Seguir leyendo(...)


lunes, 9 de mayo de 2011

IRA EN MIS LABIOS

Duelo de palabras,
choque de argumentos,
¿no sopla hoy más fuerte el viento?

Hoy en mis ojos hay fuego.
La tormenta ha llegado
y la obscuridad se ha adueñado
de mi corazón.

Hoy no veo con claridad
dónde está la verdad.

Yo intento buscar el sol
esa palabra que de luz
y ponga paz a esta tensión.

Pero rayos y truenos
han llegado
y dentro de mí han estallado.

Las verdades calladas
se han desbordado
y han salido de mi boca
como rio enfurecido.
Destrozando en el camino
lo que encuentran a su paso.

Hoy no tengas en cuenta
lo que te digo
porque hoy habla el desatino.




Autora: Carmen Lorenzo


Leer más de la autora      Leer más poesía

Seguir leyendo(...)


domingo, 8 de mayo de 2011

TODO LLEGA

Se que te estoy queriendo.
Cada vez que te pienso.
Cada vez te tengo aquí a mi lado.
Eres un encanto.
La vida es eterna con tu imagen.
Pues se congela.
Y yo soy feliz.
No pienses que yo me refugio.
Por favor.
Me gusta como eres.
Me gustas porque eres la mujer.
Esa a la que se refiere mi mente loca.
Llena de fiebre.
Por tu amor.
Quiereme sin miedo.
Aunque yo te parezca traición.
Nada es cierto.
Hasta que sientas verdadero amor.




Autora: Inés Jiménez Suarez


Seguir leyendo(...)


sábado, 7 de mayo de 2011

AMOR EN PRIMAVERA

Se fueron todas las nubes,
las lluvias,
las nieves,
las tormentas y los rayos,
todo.. se ve como nuestro amor,
grandioso, limpio y claro.


Ya llega la Primavera,
ya brilla el sol.. en el Cielo,
ya reluce tu belleza
como un hermoso lucero.


Que bonito está el campo
con sus rojas amapolas
entre los verdes trigales,
que bonito es nuestro amor
que como una rosa se abre,
prendiendo en nuestro corazón
como una flor.. en su tallo.


Que grande es el amor
sobre todo en Primavera,
si despues de un triste invierno
el amor la sangre altera.


Que feliz si estoy contigo,
paseando.. bajo este sol de Mayo,
cogerte por la cintura
besarte en tus rojos labios,
abrazarnos como adolescentes
bajo las ramas de un arbol.


No obstante.. yo te quiero
las cuatro estaciones del año,
mi amor no estiende del tiempo
cuando estoy a tu lado,
das tanto sentido a mi vida
por eso te quiero tanto.



Autor: Alberto López Yepes

Seguir leyendo(...)


viernes, 6 de mayo de 2011

OLVIDANDO EL PARAISO

Yo que he visto en tus ojos la luna
y he saludado de tu mano al sol,…,
que he vivido entre tus brazos
y he dormido en tu corazón,…,

Yo que he coronado en tus montes
y he descansado en tus valles,…,
que me he mareado en tus curvas
y he hecho espeleología por donde tú sabes,…,

Yo que he dicho mil veces tu nombre
y suspirado cada una de ellas,…,
que he temblado frente a tus labios,
y me has hecho ver las estrellas,…,

Hoy vivo relegada al olvido,
y obligada a olvidar a quien me obliga,
yo que he habitado el paraíso
hoy grito que sin ti, esto no es vida.



Autora: Nuria L. Yágüez


Seguir leyendo(...)


jueves, 5 de mayo de 2011

CREO QUE ME HE ENAMORADO

Creo que me he enamorado de ella.
Nunca vi una sonrisa.
Tan bonita.
Tan sutil.
Tan bella.
Nunca vi tanta delicia junta.
Esos labios.
Me tienen secuestrada.
En el mas profundo sueño.
No dejo de pensar en su silueta.
En sus manos.
Encuadernando mi cuerpo.
En su risa loca.
Detrás de mis orejas.
Escondiéndose de mi lengua.
Creo que me he enamorado de ella.
De su carácter seductor.
De su alegría.
De su expresión.
De toda su vida.
De toda su pasión.
Quisiera volver a verla.
Decirle lo que siento.
Decirle que me tiene nerviosa.
Y feliz también.
Por este sentir.
Tan bonito.
Que me hace revivir.
Por ella.
Quisiera volver a verla.
Y no dejarla ir.




Autora: Inés Jiménez Suarez

Seguir leyendo(...)


DOCE INVITADOS A MI MESA


 Abraham Dispuso todo  tal  y  como  le habrían ordenado. Estuvo aireando el salón azul desde muy temprano para quitarle el olor a cerrado y quitó las sábanas blancas, que protegían los muebles del polvo añejo. Limpió meticulosamente hasta el último rincón y sacó brillo a los candelabros de plata inglesa. Colocó las velas rojas en la misma disposición que al señor le gustaba, la más alta en el centro y las demás colocadas a lo largo de la mesa decreciendo en altura. Puso las rosas, doce como siempre, en el jarrón de cristal y plata que el señor hizo traer desde Venecia. Ya por la tarde abrió las tres mejores botellas de vino que el señor conservaba en su bodega y lo sirvió en las escanciadoras de cristal para que respiraran. Trajo la leña necesaria para mantener la chimenea durante todo el día y la encendió para ir caldeando el ambiente. Extendió el mantel de lino, sobre la larga mesa de madera, e inspiró con fuerza el olor a plancha reciente. Colocó las copas de cristal de Murano y dispuso platos y cubiertos como mandaban los cánones.

Cuando todo estuvo dispuesto con la exquisitez de la que Abraham siempre hacía gala, se concedió el lujo de sentarse en el sillón de piel marrón de su señor, cosa que nunca antes había hecho y miró con tristeza todos los preparativos. Le invadió una gran nostalgia y aunque su rostro no se permitió mostrar sus sentimientos, su corazón se inundó con su amargo llanto.

Nunca se concedió un lujo. Nunca se tomó unas vacaciones. Y un solo día faltó a sus quehaceres, en los 45 años que llevaba sirviendo en aquella casa, cuando le tuvieron que poner un audífono, porque ya no era capaz de escuchar las llamadas de su señor. Y se sintió mal por ello.

Nunca se permitió sentir. Nunca se le oyó decir una palabra que alguien no esperara que fuera dicha. Una sola lágrima había rodado por su mejilla desde que dejó la infancia atrás para ir a trabajar con su señor. Una sola lágrima. Una sola demostración que le recordó que lo que latía en su interior era un corazón. Una sola lágrima que cayó sobre su pecho en el entierro de su señor y sonó como un golpe de tambor por el vacío que esa muerte dejaba en lo más profundo de su ser. El era la imagen más parecida a la amistad que había conocido.

Todo el dinero que había ahorrado, en tantos años de trabajo, lo dio por bien empleado en mantener por si sólo aquella casa, que su señor le legó tras su muerte, tal y como había permanecido desde que la conoció.  Ahora once meses después tenía todos los preparativos para la cena que su señor celebraba todos los años el 1 de noviembre desde hacía once años. Sin embargo ese año nadie acudiría a la cena pues él no tenía a nadie a quien invitar. Suspiró y sintió que con el suspiro perdía la energía que le había acompañado durante toda su vida.

Hizo un último esfuerzo y se levantó, encendió las velas y con sumo esmero sirvió la cena en los 12 platos. Cuando iba a abandonar el salón escuchó una voz a su espalda.
-       Gracias Abraham todo está perfecto.

Abraham se dio la vuelta y vio a su señor tal y como le recordaba. Vestido con la elegancia que aquella cena requería y apoyado sobre su bastón.
-       Señor ha sido un placer, como siempre.- sentenció Abraham sin una muestra de asombró en su rostro.
-       ¿No te sorprende verme aquí?
-       No esperaba menos de usted. Desde hace diez años nunca faltó a esta cena. ¿Por qué este año iba a ser menos? Lo que siento es no haber invitado a nadie.
-       Diez años celebrando la misma cena, el mismo día. Un servicio más a la mesa cada año. Jamás viste llegar a ningún invitado pero sabías que siempre se terminaba con todo lo que habías preparado. ¿Nunca te preguntaste como o porqué?
-       Yo no estoy aquí para cuestionar sus actos. Si usted lo disponía así sus razones tendría.- Abraham respondió con la elegancia de la que siempre hacía gala.
-       Desde hace diez años, el día de todos los santos invito a la cena a un muerto que se haya merecido sentarse a nuestra mesa. Imagínate, muertos ilustres, muertos desconocidos, muertos venerados, muertos de tercera, muertos de hambre, todos sentados a la misma mesa. Es fantástico. De esta forma formalicé mi amistad con diez amigos que me prepararon el camino para poder sentarme hoy a la mesa, como uno de ellos, y disfrutar de la cena.

Abraham, fiel a sus costumbres no se cuestionó la explicación de su señor, porque nunca lo hizo. Sencillamente echó cuentas, diez más uno once.
-       Disculpe señor, entonces creo que he cometido un error, si las cuentas no me fallan sobra un servicio, pues los invitados serían once.
-       No Abraham- dijo el señor poniéndole la mano sobre el hombro- este año hay una excepción porque dos han sido las personas que merecieron sentarse a esta mesa. Así que por favor haznos los honores y siéntate a la mesa con nosotros.

Abraham no comprendía, entonces volvió la cabeza y reparó en su cuerpo sin vida sobre el sillón de piel marrón de su señor. No se cuestionó nada, pues no era su costumbre, no se otorgó el beneficio del sentimiento, porque nunca antes lo había hecho, sencillamente se sentaron a la mesa y disfrutaron de la cena.





 Autora: Nuria L. Yágüez



Seguir leyendo(...)


martes, 3 de mayo de 2011

APARIENCIA

¿Acaso no me llamaste?
¿acaso no me enviastes
con tus ojos una señal?

Yo no me dejo engañar
por tu porte altanero
por tu afan de dinero
y tu supuesta seguridad.

Sé que me dices que no
por evitar el dolor.
Mas si me intento apartar
tu me vienes a buscar.

Demasiado cerca te quemas
y demasiado lejos te enfrías.
Y es que del amor no te fías
y de enamorarte temes.



Autora: Carmen Lorenzo


Leer más de la autora      Leer más poesía

Seguir leyendo(...)


lunes, 2 de mayo de 2011

PENSAMIENTO

Eres un pensamiento
Hermosa flor sagrada
Un recuerdo.
Alguien te puso
junto a mi cama
y cuando desperté 
me enamore
de tu belleza inconsciente
de tu alma.
El brillo perlado
de tu piel aterciopelada
amplio la luz
de mi mirada.
Y ahora estoy ciego
por ti
por inhalar tu aroma
y convertirme en insecto
de tu morada.



Autora: Rosa M. Ortega Martinez-Polo.



 

Seguir leyendo(...)


domingo, 1 de mayo de 2011

EL INMENSO AMOR DE MAMA GALLINA

En una noche de tormenta, tan intensa que ni los animales de la granja podían salir a buscar sus alimentos, todos se reunieron alrededor de las vacas para recibir su calor. Mientras ellas respiraban todos se calentaban con su aliento, pero para que permanecieran tranquilas debían amenizarles con suculentas historias, de lo que en la granja sucedía. Y cuando las conversaciones perdían interés, las vacas se incomodaban y a cada movimiento todos salían despavoridos a buscar otro cobijo por miedo a morir aplastados.

Esa noche, que ahora quiero mencionaros, las conversaciones se movían entre los coqueteos de la nueva oca ante los patos que hacía que las patas la odiaran hasta el punto de querer convertirla en paté; el brioso crecimiento de los potrillos de la yegua mayor, que no paraban de hacer cabriolas en el aire como locos, haciendo la delicia de todas las madres; y como, ahora, el gallo Kiriquillo cantaba como nunca antes lo había hecho y había conseguido además, ser feliz.

El tiempo había pasado rápidamente entre tanta conversación y ahora la mayoría de los animales habían empezado a aquietarse y llevados por el calorcito empezaban a quedarse dormidos, cuando la vaca Paca prestó atención a la conversación de tres gallinas. Comentaban acaloradamente cual de las tres era más eficiente con la educación de sus pequeños.

-        Yo, siempre tengo a mi pequeño pollito debajo del ala.- dijo la primera gallina- Le doy todo lo que necesita, para que no tenga que exponerse a los enormes peligros de la vida. El no necesita ir a picotear entre las piedras en busca de gusanitos, porque podía ser pisado por las altas yeguas. No necesita ir a beber al abrevadero pues podría desaparecer entre las fauces de los hambrientos cerdos. Y acabaré diciendo que el no necesita nada, absolutamente nada, que yo no pueda ofrecerle. Así me aseguraré que llegue sano y feliz a la edad adulta.- Hizo un gesto inflando su buche y agregó- Y se que no me equivoco.

-        No comparto tu opinión – aseveró la segunda gallina- llegará un momento en que tu no estés a su lado y entonces el no sabrá valerse por si mismo. Yo, por el contrario pienso que cada cual debe ser un ser independiente por eso desde que mis pollitos salieron del cascaron, le dejé solos en la granja para que aprendieran a buscar ellos mismos su propio alimento, que salieran por si solos de los problemas que la vida les ponga y además no solo he conseguido que sean independientes para abastecer sus necesidades, además han aprendido a no necesitar nunca nada de nadie emocionalmente. ¿O acaso les habéis visto alguna vez acercarse a algún animal de la granja? – ahuecó las alas orgullosamente y añadió- Por eso puedo asegurar que la que está en lo cierto soy yo.

-        ¿Y tu?- le dijo la primera gallina; a la que pacientemente había estado escuchando.- ¿Y tú que opinas? Dinos! ¿cual de las dos tiene razón?, dinos cual de las dos conseguirá que su pequeño retoño llegue sano y feliz a la edad adulta.

-        Yo, no se que será lo mejor. – dijo pacientemente la gallina Angelina, con la tranquilidad que da la sabiduría.- Yo nunca me pregunté como debía educar a mis tres pequeños.

-        Yo os lo voy a decir - dijo la vaca Paca. Ella les animó a que buscaran su alimento, y los observó de cerca hasta que lo hicieron por si solos, esquivando las largas patas de las yeguas y las bocas de los cerdos. Les escuchó, cuando algo les preocupó y les invitó a que buscaran la respuesta en su corazón. No se la dio ella, pues sabía que la mejor respuesta habita siempre en tu interior y la debes encontrar tu solo. Unas veces sus pequeños se equivocaron y otras acertaron en la decisión, pero ella siempre les apoyó en la decisión tomada. Y les escuchó sus consejos cuando la equivocada fue ella, pues se permitía con amor reconocerse equivocada cuando lo estaba.

-        No se si lo hice bien o mal – apuntó Angelina - ellos volaron cuando necesitaron volar y volvieron cuando alguno de nosotros, necesito del otro.

-        ¿Y tu porque estás tan segura que eso es lo mejor? –Preguntó enojada una de las orgullosas gallinas a la entrometida vaca.

-        Yo no lo digo, lo deduje de la conversación que tenían vuestros propios pollitos al otro lado de mi enorme barriga. Al preguntarse que era lo que más deseaban. Tu pequeño retoño dijo, quisiera poder tener las alas de un cisne para volar lejos, muy lejos, donde nadie me vigile. El segundo dijo, yo desearía ser huevo otra vez, para tener siempre el calor de mi madre y no tener tanta responsabilidad sobre mi pequeña espalda. La pequeña hija de Angelina, dijo que su mayor deseo seria, que su madre supiese, cuanto valoraba todo lo que había hecho por ella y sus hermanos, sin que ella le diera importancia. Deseaba que supiera cuanto había aprendido de su madre en la vida y que se había convertido en el mejor espejo donde verse reflejada. Y que aunque no fuese capaz de decírselo con palabras, deseaba que algún día ella lo supiera, de alguna forma, de algún modo.




Dedicado a mi mama gallina
Felicidades a todas las mamas
Porque mi mayor deseo es que sepas
Lo que siento por ti






 Autora: Nuria L. Yágüez


Seguir leyendo(...)