domingo, 15 de mayo de 2011

LA SONRISA DE LAS GARGOLAS

La niebla envuelve la ciudad. La tenue luz que desprenden los faroles se difumina en una amarillenta aureola arrebatada a la oscuridad. Las frías callejas colindantes con la catedral están mojadas y desiertas. No dan abrigo a nada ni a nadie, ni a una mísera rata con la que cebarse.

Con la capucha subida, la siniestra dama, oculta su cara. La guadaña, con filo romo, la lleva en la mano apoyada en el hombro; y en la espalda, carga un saco negro para guardar sus tesoros.

Deambula errática por el laberinto de calles sin rumbo fijo, ni plan establecido. Sabe que esta noche tendrá que conseguir otro trofeo más para sumarlo a su tenebroso saco de tesoros. Buscando por los callejones, por las esquinas, por los rincones algún ser al que aniquilar, se encuentra, sin querer, frente a la portada de la catedral. Amparada en la oscuridad y con el telón cómplice que la niebla le brinda, se encarama allá donde se encuentran las gárgolas. Mira a un lado y a otro para asegurarse que no la ve nadie. Con la destreza que da el uso, corta la sonrisa pétrea de las gárgolas con el filo romo de la guadaña y rápidamente las guarda en su saco negro. Baja al suelo con el botín a salvo y comienza su marcha despacio. Sin prisa, su silueta se disuelve un paso más allá de la plaza, engullida por la niebla.

Desde entonces las gárgolas de la catedral, atónitas, tienen el horror fijado en los ojos. Desde entonces a mi me da miedo mirarles la cara.

Cortesía de http://sitiodelabitacora.blogspot.com/



 Autora: Montserrat Ruiz Rodríguez

Leer más de la autora      Leer más Cuentos

5 comentarios:

Nuria L. Yágüez dijo...

GENIAL mar ya te lo dije en su día, y me reitero, cada vez que leo tu cuento más lo pienso. GENIAL

Gracias por iniciarte en esperando a Gala

Mayte dijo...

Delicioso...gracisa Nuria por compartirlo y a su autora.

Besiño.

Mar dijo...

Muchas gracias a ti Nuria por la oportunidad que nos ofreces de publicar y compartir en un lugar tan especial como es Esperando a Gala. Así que el honor es mío.

Bss.

MA dijo...

Dan miedo de todas formas.

Darwin Bruno dijo...

Hermoso blog.Lindo espacio lleno de interesantes historias. Me gusto' mucho. Volver a visitarte con tu permiso. Me encanto visitarte y leerte.Te envío un fraternal saludo deseándote un gran día.