martes, 17 de mayo de 2011

TU HUELLA MUERE EN MI ALMA

Sangró mi corazón por tu herida
y la espuma del mar se hizo ceniza
en el ambiente un sonido misterioso,
levanta en vano la arena de la playa
buscando tu cuerpo anidado y lejano,

Quebró la ola, en el viento hecho témpano
y danzante la luna revienta en llanto
cuando tu silueta caminaba entre nubes
amargo desahogo, mustio desencanto,
en pensamientos, querubes y calvarios

Mirando tu mal llamada gallardía
danzó de nuevo la luna con quebrantos
y el agua rodó dentro mi alma ya podrida
en la espera de tu huella, no se hasta cuando

Como lágrimas de diamante en plata
mi sombra vaga iluminada por la luna
tras la espera de tu huella en esta playa
beso entonces, trasnochada esa espuma

El olor a nostalgia apaga mi alma.
decido allí que el mar sea tu sombra
en las crestas cual si fuera alfombra
y te arrope con su ola recia y calma

Autor: Alberto Amaris


3 comentarios:

El antifaz dijo...

Maravilloso poema, nostálgico pero positivo. Es decir, contradictorio, como debe ser un poema.
Besos.

Alberto López Yepes dijo...

Bienvenido al blog tocayo. Me gusta leer gente nueva, sobre todo, cuando dais otro sentido a la poesia. ¡Felicidades!

Nuria L. Yágüez dijo...

Reitero mi agradecimiento por la colaboración en este blog. Te doy la bienvenida y deseo que no sea esta la última colaboración que recibimos.

Saludos