jueves, 9 de junio de 2011

RECORDANDO CARICIAS


Me dijiste ten cuidado no te quemes al sol,..., que la piel tiene memoria.

Ignorante -pensé yo- La mía si que tiene memoria, y no la tuya, pues yo, al contrario que tú, no he conseguido olvidar ni una de las caricias que me hiciste.


 Autora: Nuria L. Yágüez





9 comentarios:

Scarlet2807 dijo...

Mi piel. al igual que la tuya, desgraciadamente, también tiene memoria...
Besitos en el alma
Scarlet2807

Nuria L. Yágüez dijo...

Yo creo que gracias a Dios recordamos, la pena es la suya. Yo llevo todo el cuerpo de lleno de caricias, las suyas y otras, ummm

Solo tengo que volver a pensar en ellas, para volver a disfrutarlas.

Remei dijo...

Como está mi escritora esta mañana?
Joía tú...que bien escribes...joía!
Anda pasa por mi casa y déjate llevar...olvidalo todo por un momento.
Date un regalo!
Besos.

Saudades8 dijo...

Acaricio el papel en blanco que poco a poco se convierte en una trova a aquellas caricias que dí, a aquellos poros que amé mientras la luz de sus ojos se posaba en mi...

No es bueno el olvido.

Mar dijo...

Ay, esos sentimientos a flor de piel...

Bss.

Xiâo Mäo dijo...

Tú lo has dicho Nuria; No hace falta recordar pues la memoria se desvanece...Siempre presentes...impresas en la piel...

¡Fantástico!

La Zarzamora dijo...

Hay caricias que una vez han rozado la piel son de por siempre indelebles, no las borra ni el jabón...
Besos, Nuria.

Nuria L. Yágüez dijo...

REMEI: Gracias Remei, pasé a visitarte, no estabas allí pero dejé los pasteles que llevaba, para que los disfrutes con la familia. Os quiero.

SAUDADES Gracias, muy lindo tu comentario, muy sugerente. Gracias por pasarte y vuelve siempre que quieras. Saludos

MAR Ayyyyy Mar si tu supieras,..., los tengo a flor de piel, pero además procuro vivirlos a flor de piel.

Xia Mao El otro día leí a una amiga decir: como decía mi abuela mas vale un lapiz pequeño que una memoria grande. "Lo ha bordao" Lo que entra por la piel no sale por ningún poro.

Eva ni el jabón, ni el agua fuerte,..., =D ay suspiros que lo cayan mucho, silencios que lo dicen todo, y manos que te entran en el alma. Y quien te entra en el alma,...., no se olvida ni en el tiempo ni en la distancia

Francesca dijo...

Me gusta mucho lo que dices y cómo lo dices. Qué razón tienes! Besos.