lunes, 18 de julio de 2011

EL TIEMPO PASA INEXORABLE

El tiempo pasa inexorablemente,
y todo cambia lentamente.
Donde ayer había llanto
hoy hay alegría y encanto.
Y luego de la dicha
vuelve el desencanto.
Y es que al igual que con el viento
todo se va con el tiempo.
Suaviza las montañas y las convierte
en suaves colinas.
Las murallas y castillos tritura
facilitando el paso de las criaturas.
Ningún obstaculo perdura
ante su presencia.
Incluso las emosiones
son por el puestas a prueba.
Se casó en su día con la verdad
y solo ella ha de perdurar.




Autora: Carmen Lorenzo

 

5 comentarios:

AimerLive dijo...

Carmen,me ha encantado!...el tiempo pasa,...,por todo lo que habita en el universo,para bien o para mal...pasa!saluditos.-

María del Mar Hermoso dijo...

Tempus Fugit. No hay mayor pecado que no valorar el aire que respiramos, ni la alegría de estar vivos.

Luna dijo...

Preciosa Carmen, como todo lo que de ti he leido. El tiempo pasa y pone cada cosa en su sitio, por suerte.
Un fuerte abrazo.

Ester Martínez dijo...

Un poema precioso... y el blog también me gusta bastante, está muy completo y... lleno de poesía, que es lo que a mí me pierde!! Un saludo!!

Jo dijo...

que grande! "solo la verdad ha de perdurar"
encantando de leer tu blog, esta
grandioso.
Saludos!