martes, 5 de julio de 2011

MI UNICO CAMINO ES TU PIEL (Homenaje a Antonio Machado)

Si lo hubiera sabido antes,
te habría dejado lamer
cada hueco en mí.
Si lo hubiera sabido antes,
la punta de tus dedos habrían arrastrado
la fría escarcha del deshielo,
las hojas secas del otoño
que el invierno oculta con su velo de cristal.
Si lo hubiera sabido antes,
nada
ni nadie
nos habría podido separar:
habría atravesado cordilleras,
habría navegado ríos y océanos,
habría rastreado caminos ocultos
tras la frondosa vegetación de la apariencia.
Y, aún así,
habría sido demasiado tarde,
habría perdido demasiado tiempo.
Caminante, no hay camino.
Se hace camino al andar.
Pero hoy me he despertado antes,
hoy me he duchado y me he vestido,
he salido a trabajar y he vuelto a casa.
Y, al entrar, vi tu imagen en el espejo,
vi tu paraguas y tu sombrero,
vi tu móvil y tu portátil
y comprendí
que, aunque no todo es perfecto,
hoy por fin vivo en ti,
duermo en ti,
respiro en ti.
Caminante, no hay camino.
Se hace camino al andar.
Me sonríes: estás aquí,
y eso me basta
para continuar.
Me hablas: tu voz
es brisa, es melodía, es calor.
Me acaricas, me abarcas
con tu piel teñida de sol:
me deshaces, blanda y líquida;
me conmueves: tú, sólo para mí;
me calmas: sigue así,dame más.
Rosas, olas, viento,
limón, canela y sal.
Caminante, no hay camino,
sino estelas en la mar.
Y ya no tengo miedo de mirar atrás.
Vértigo.
Espanto.
Crueldad.
Nada de ello ha vuelto a desvelar
el manto agridulce de mi otra verdad.
Traición
Envidia
Puñal de oscura maldad
...y, al volver la vista atrás,
se ve la senda que nunca
se ha de volver a pisar.
Río: vivo en ti.
Me desnudas: estoy aquí.
Me empujas: enrédate en mí.
Me susurras: me abro para ti.
Estrenas mi piel, mi cuello, mi cintura, mis caderas, mis muslos, mis pies
otra vez...
Delimitas,
marcas,
reconoces
tu presencia en mí.
Jadeo,
derramo pétalos abiertos
que rodean
el sinuoso centro
de mi ser.
Mis muslos, mis caderas, mi cintura, mi piel
estrenas
otra vez...
Y gimes
oleadas de deseo.
Mi lengua
te recorre de principio a fin.
Caminante, son tus huellas
el camino, y nada más.





Autora: Maria del Mar Hermoso



Leer más de la autora      Leer más poesía


2 comentarios:

Anónimo dijo...

No se puede describir con palabras (escritas),..,la sensación que me ha dejado este poema,de principio a fin,sólo quien ha vivido tales sensaciones lo puede entender,su fondo puede disfrutar,y esa sensación,...,saborear!!IM-PRE-SIO-NAN-TE,enhorabuena,Mª del Mar H.

María del Mar Hermoso dijo...

Gracias, querido desconocido o desconocida, eres muy generoso. La versión definitiva del poema la encontrarás con ese mismo título en mi blog arabescoazul.blogspot.com, en las entradas del mes de Junio de 2.011.
Allí te espero. :) :) :)