viernes, 12 de agosto de 2011

DESPERTAR

Lamento no haber amado.
Lamento el dolor que causé,
los ríos no navegados
que no me atreví a recorrer.


La luz, el brillo,
los rayos.
El frescor, la brisa.
Un temor:
probar
tu sabor, tu piel, casi hielo,
derritiéndose al acercarse a mi luz.
 



Todo en calma, sereno temblor,
tierra mansa, caliente. Y tú,
aunque sabes, temes mirar
a la luz que brilla encerrada
en mi cofre, terciopelo azul.




Entra, ven. Quédate.
El azul de las olas oculta
la luminosa hoguera encendida
por tu piel.
Nadie nos podrá ver.
Rómpeme.




Autora: Maria del Mar Hermoso



Leer más de la autora      Leer más poesía

4 comentarios:

María del Mar Hermoso dijo...

Hola, Nuria. Gracias por publicar mi poemita. Creo que se os han deslizado las 2 últimas estrofas por debajo del nombre de la autora, que tendría que aparecer debajo de la 4ª estrofa. ¿Sería posible que las movierais de sitio, poniéndolas a continuación de la 2ª estrofa? Ja,ja, gracias de nuevo. ¡Un despiste lo tenemos todos!

Nuria L. Yágüez dijo...

Pido mil disculpas. Se publicó de forma programada y no lo vi hasta esta mañana. Reestablecido el orden.

Y muchas gracias Maria del Mar por publicar con nosotros, por confiar en nuestro buen hacer, por los consejos, las correciones, es un sitio de todos para todos y todos debemos contribuir. Gracias Linda

María del Mar Hermoso dijo...

Besos. ¡Buen verano!

Remei dijo...

Quiero ser exagerada, quiero decir lo que me sale de dentro...
Es brutal!
Besos fieras!