sábado, 13 de agosto de 2011

SEDUCEME

Sedúceme con la mirada suculenta que se va introduciendo poco a poco y día a día hasta lo más profundo de mi córnea volviéndose parte de mí.
Tócame con tus manos complacientes, utiliza tus seductores dedos para sofocarme de placer haciéndome sentir un ligero pedazo de carne que vuela de un lado a otro en un pleno espacio.
Roza tu cuerpo a lo largo del mío para que me protejas de cualquiera perturbación que pueda hacerme sentir mal en este mundo que gira a nuestro alrededor.
Bésame entera, completa y sin ninguna restricción, de pies a cabeza, de un lado a otro, de todas las maneras mas remotas que se pueda imaginar tu mente tan llamativa e imaginativa.
Esparce tu ámbar por mi piel, desbórdala del elixir que corre por todo tu cuerpo y atrae a mis hormonas.
Viola todas las barreras de placer y de sonidos que hasta ahora son parámetros y nivélalos a una altura superior nunca antes vista.
Así voy a flagelar tu cuerpo con mis labios, dejándote heridas de besos furtivos, haré que las paredes se cubran y relinchen con los sonidos que salgan de tu garganta acompañados de esos arranques feroces que poseen tus manos junto a las sábanas de la cama para poder elevarte en busca del éxtasis que va a fluir por tus venas a lo largo de tu cuerpo y agudizara tus pulsaciones que serán escuchadas por mis manos mientras siguen rozado tu cuerpo y mis oídos se posarán en tu pecho para escuchar gemir a tu corazón. Te aprieto poco a poco para moldear más mis manos a tu silueta, siento lo suave de tu espalda y mis ojos se deslumbran con la belleza de tu cuerpo, tu me abrazas y me llevas junto a ti, clamas placer, y yo me sacio de la sensualidad de tus movimientos que revolotean junto a mi cuerpo hasta verte llegar a tu punto máximo de alcance predilecto en el cual dejaste por un pequeño momento de pensar en el mundo que se encuentra en tu entorno y yo me uní para sentirlo junto a ti!





Autora: Ida Inciarte