miércoles, 14 de septiembre de 2011

CUANDO NO DAS LO QUE RECIBES

Te he escuchado decir tantas veces “no”
para decir lo enamorada que estas de mí,
que ahora,
este amargo silencio que me impones
me suena a un dulce “si”.

No hay nada que me guste tanto
como escuchar lo que me escribes,
pero hace tanto que no te leo
que no se si tienes claro,
que no das lo que recibes.

Así que tengo dos opciones
o dejo de escribirte,
o no te doy lo que te escribo;
y ya que me pongo
para eso mejor te olvido.




 Autora: Nuria L. Yágüez



3 comentarios:

diariodeunalesbiana.com dijo...

Cuantas cartas tenemos ya guardadas en el cajón de las "no enviadas"?
Sea como sea, algún día tomaran su rumbo y llegaran a quien debieron de llegar en su día.

Felicidades por el Blog, os seguiremos de cerca.

La Zarzamora dijo...

A veces el olvido en estos casos de desamor e idas y vueltas es la mejor resolución.
Besos, Nuria.

Luna dijo...

En esta vida todo es un "toma y daca" sino... eso, te olvido.
Me encanta Nuria, como de costumbre al leer tus escritos.
Besos.