jueves, 15 de septiembre de 2011

GARAJONAY


Arboles grandiosos
verdes y frondosos
que aparecen en la niebla.
Hojas que tapizan
el camino
como alfombras de colores.
Pintorescos rincones
se enconden
en Garajonay.
Una cara en un tronco,
un arroyo a tu vera,
la lluvia que cae.
Sonidos olvidados,

apenas ya recordados.
Abre tus ojos al color:
verdes, marrones,
rojos, grises y
no te caigas de narices
al pisar.
La naturaleza verás
ante tus ojos pasar.

 Autora: Carmen Lorenzo




1 comentarios:

Luna dijo...

Muy pero que muy bonito Carmen. Es maravilloso abrir los ojos a tanta belleza.
Un abrazo.