jueves, 8 de septiembre de 2011

LA TEORíA DEL MAS

        No cuantas veces me he preguntado porque hay personas que viven bajo la teoría del más. Tu les dice todo entusiasmado “tengo una coche nuevo y estoy radiante de alegría, con mucho esfuerzo he conseguido comprarme un coche pequeñito” y como respuesta escuchas “ay pues mi primo (si no pueden ponerse a sí mismos) se ha comprado un descapotable rojo divino de la muerte”. ¿Es que no pueden valorar el que tú estás contento con tu utilitario nuevo (o de segunda mano)? Ellos tienen que quedar por encima de ti siempre, si tú tienes dos ellos tendrán cinco, o sus padres, o sus primos, o sus amigos, (puedo seguir alejando el nexo de unión).

         Esto crea mucha tensión en sus vidas. Tienen la obligación de quedar por encima, de ser más, de haberlo hecho antes, de haber ido de vacaciones a lugares más hermosos, de saber más que tú sea del tema que sea, y si no lo saben cambiarán de conversación. Por eso, para aliviar sus cargados corazones, cuando a mi me dicen “pues yo siempre dos más que tú”, pienso “pues que mala suerte tienes” pero a ellos les valoro lo que es suyo para tratar de sembrar una semillita en sus corazones, y tratar de que vayan aprendiendo que a veces más significa menos. 

 Autora: Nuria L. Yágüez



4 comentarios:

Remei dijo...

Tengo el sol para que me rocen sus rayos en invierno.
Tengo la lluvia para que caiga sobre mi cuerpo y me purifique.
Tengo la vida.
Tengo un perro.
Tengo la felicidad y la paz en mi alma.
Tengo todo esto y más, es tuyo...
Tengo una amiga escritora, se llama Nuria.
Tengo su amistad.
Tengo el placer de leerla.
Y como tengo tantas cosas, las regalo y las comparto...porque son demasiadas para mi.

La Zarzamora dijo...

A esa gente no hay que hacerle mucho caso, Nuria.
Cuando el desapego no les ha llegado aún, es una lástima.
Menos mal que hay mucha gente que no es así y sabe deleitarse y compartir los buenos momentos sin dárselas de más.
Besos, linda.

Alberto López Yepes dijo...

Este relato me ha echo reir cuando lo leia, parecia que estaba bañandome en las aguas del Mar Menor. Aqui como hay muchos Emeritos, se dedican a practicar eso que has escrito. Yo más que tú, o si no, mi primo, o mi yerno, o a cualquiera que se les ocurra poner. Eso sí, siempre por encima de lo que tú hayas dicho.
Me has deleitado. Besos.

Luna dijo...

Que te voy a contar que tu no sepas jajaja siempre por encima, yo más y mejor. No saben disfrutar ni ser felices con las cosas que ellos llaman insignificantes y que otros sabemos valorar como extraordinarias.
Besos grandes