martes, 15 de noviembre de 2011

EL ONCE, ONCE, ONCE Y MI TRISTEZA

Once, once, once,
día de triste desconsuelo
de lágrimas rotas envejecidas,

Por compañía……
la soledad y tu ausencia.

Suenan las once campanadas
anunciando la hora de salida,
eufórica despedida
de la gente que me rodea.

Van al campo de batalla en su odisea,
a festejar la victoria de la semana,
con su familia que les espera.

Dispuesto tomo mis rabias
y las guardo en la guantera,
me dirijo volando a las afueras
para matar esas terrible quimeras,
que en días de invierno
en mi vida existieran…

Con la complicidad de, CAMI,
mi única y fiel compañera.

El bum del motor suena
y de a buen ritmo se acelera,
al compás de una canción de rock
que un amigo, en un tiempo me diera.

En el velocímetro el indicador suena
la aguja llega al final y se quiebra,
doy vuelta hasta donde Cami me lleva,
y la jungla del frente,
anuncia el fin de la carretera

Entonces retomo camino al regreso
con mi soledad por compañera,
a quien le acompaña, la nostalgia y la tristeza,
y la añoranza, que se coló de pasajera,
venia escondida entre las lágrimas
que de mi alma silenciosas salieran.

La melancolía como de costumbre
se acerco a Cami, de arrocera
sentándose a mi lado
entonando una trova lastimera,
me toma entre sus brazos
riéndose de las penas ajenas.


Miro el reloj, ya las once
de este día once,
de este noviembre once,
que me trajo los recuerdos
de las historias que viviera.

De los caminos recorridos,
de mi biografía aventurera,
de los cuentos ya leídos,
de la poesía que escribiera.

Llego a casa como de costumbre,
la soledad la única que me espera,
en el vacío de la alcoba
miro mi cama compañera,
me retumbo sobre espalda,
sin que nadie algo dijera
son estos días tan tristes
en que faltan las palabras
y sobran frases lastimeras

Así pasé este día once
sin que nadie lo supiera.




Autor: Alberto Amaris


1 comentarios:

Nuria L. Yágüez dijo...

Precioso Alberto. La verdad es que después de tu último título "por si regresas" creí que no ibas a sorprenderme más pero,..., ya no se cual me gusta más.

Gracias por seguir regalándonos tan lindas palabras.

Saludos amigo y sigue camino,...,