lunes, 14 de noviembre de 2011

EL OTOÑO DE MI VIDA




Te he esperado toda la vida

Te he esperado tanto tiempo

que se han blanqueado mis sienes

y han perdido su lozanía mis pechos.



Por las mañanas tu abrazo añoraba

y por las noches a la almohada abrazaba

imaginando que era tu cuerpo

el que junto al mío dormía.



Alguna lágrima mansa

por mi rostro se deslizaba

y soñaba y anhelaba

cada vez más tu presencia.



Los años sin detenerse

han pasado.

Las arrugas han dejado

surcos en mi piel.

¿Me podrás reconocer

a través de esta presencia?

¿Podrás a través de mis ojos

ver brillar mi esencia?



No sé si podrás encontrarme,

no sé si podré esperarte

porque la vida se me escapa

y ya no tengo la energía

de la juventud.



Pero hay tantas ganas de amar

todavía en este cuerpo!

Y hay tantas ganas de notar

el calor de otra piel junto a la mía!

Que no pierdo la esperanza

de que en el otoño de mi existencia

pueda gozar de ese fruto tardío

del amor de la madurez

que alimente mi alma y mi cuerpo

en el duro invierno de la vejez.




Autora: Carmen Lorenzo




3 comentarios:

Nuria L. Yágüez dijo...

Preciosa Carmen, creo que es una de las poesías, si no es la poesía, que más me ha gustado de todo lo que has escrito.

Insiste que mejoras a cada palabra.

Alberto López Yepes dijo...

Precioso Carmen, ademas te digo que precioso porque me haces revivir momentos que estoy pasando.
Que bonito seria poder recuperar al final del otoño, a la mujer que uno ama, poder besar su boca, poder acariciar su piel, diciendole al oido lo mucho que yo la amo.
Gracias Carmen por haberme hecho pasar un delicioso rato con tu poesia, que es lo que en este momento siento.
Un saludo.

susana pedraza dijo...

ufffff, esta hermosa