lunes, 18 de julio de 2011

EL TIEMPO PASA INEXORABLE

El tiempo pasa inexorablemente,
y todo cambia lentamente.
Donde ayer había llanto
hoy hay alegría y encanto.
Y luego de la dicha
vuelve el desencanto.
Y es que al igual que con el viento
todo se va con el tiempo.
Suaviza las montañas y las convierte
en suaves colinas.
Las murallas y castillos tritura
facilitando el paso de las criaturas.
Ningún obstaculo perdura
ante su presencia.
Incluso las emosiones
son por el puestas a prueba.
Se casó en su día con la verdad
y solo ella ha de perdurar.




Autora: Carmen Lorenzo

 

Seguir leyendo(...)