lunes, 5 de septiembre de 2011

ABREME TUS BRAZOS NIÑA


Quizás fue por tu forma de ser,
o tal vez por tu uso de la palabra,
tal vez por algo tan simple
como la limpieza de tu mirada,
solo sé que desde que te conozco,
entre mis flores apareció un hada.

Primero fue un brillo chispeante
y tras él, la mujer alada.
Luego los polvos mágicos,
y desde entonces, vivo embelesada.

Hoy por fin dejaré mi jardín,
y volaré hasta tu morada.
No se si he perdido la cabeza
o es que estoy enamorada,
pero veo tanta luz en la otra isla
y es tan fuerte su llamada,…,
Que he sentido claramente
que aquí ya no pinto nada

Ábreme tus brazos niña,
que necesito sentirme amada.






 Autora: Nuria L. Yágüez


Seguir leyendo(...)