viernes, 23 de septiembre de 2011

MI SILENCIO

Tengo guardados nuestros encuentros en cada línea de la palma de mi mano.
Cuando huyen las palabras el silencio brilla.
Quizás me comencé a quemar con el Sol sin darme cuenta.
Puedo escribir en ti, pero es irónico que me cueste describirte en mis palabras.
Nunca antes el silencio había dicho tanto.
Mi silencio grita que te quedes.
Mi silencio grita por tenerte.
Mi silencio grita que te quiere.
Mi silencio traduce lo que siente el corazón.
Mi silencio siente tus caricias.
Mi silencio es el autor de los pensamientos.
Mi silencio, en silencio, habla por sí solo.
Mi silencio odia el ruido de la calle, pero duerme en los latidos de tu corazón.
Mi silencio ha jugado con otros silencios, pero con el tuyo violó las reglas del juego.
Mi silencio habla más que la mirada.
Mi silencio guarda el sabor de tu saliva.
Mi silencio esconde cuando mi piel erizas.
Mi silencio protege mi debilidad.
Mi silencio gritaba que te hablara mientras; en silencio, te observé entre mis brazos durmiendo.
Mi silencio cautiva tu tranquilidad.
Mi silencio le dice a mi lengua que a veces es mejor callar.
Mi silencio me llevo a conocerte.
Mi silencio fue expuesto ante el Sol y escondido ante la Luna.
Mi silencio retiene mi abecedario.
Mi silencio ha logrado contemplarte de día.
Mi silencio retumba en mis oídos.
Mi silencio cuenta nuestro tiempo con un reloj de arena.
Mi silencio guarda nuestras memorias en un pergamino con tinta indeleble.
Mi silencio no sabe si atraparte o dejarte ir.
Mi silencio me grita algo más.
Mi silencio rompió el espejo que reflejaba nuestra distancia.
Mi silencio es un castigador de mis anhelos
Mi silencio es mi confidente.
Mi silencio es la  bipolaridad de mi voz.
Mi silencio tiene sabor agrio y dulce.
Mi silencio sintió lágrimas, sonrisas y miradas.
Mi silencio me empuja al mayor temor.
Mi silencio quiere que te diga lo que no puedes escuchar de él.



Autora: Ida Inciarte


Seguir leyendo(...)