domingo, 20 de noviembre de 2011

LA CRISIS

En estos tiempos de crisis
hay que tener narices.
Porque cuando de tus bienes
buscas liquidez
hay quien se aprovecha para
su fortuna hacer crecer.

El dinero se convierte 
en el Dios a adorar.
Y por él y ante su altar,
muchos han de matar
el hambre de justicia e igualdad,
que un día fue valuarte 
de la humanidad.

Mucho hemos consumido,
parte de nosotros hemos vendido
ante el altar de este Dios.

Es la vida la que grita
a través de las manos que se agitan,
que se levantan en la multitud.
Pidiendo cambios en la sociedad.
Hemos que recobrar, 
la cordura y equidad perdida 
o simplemente vendida. 

Nada es tuyo y nada es mío
es solo un sueño,
un espejismo lo de poseer.
Los valores verdaderos
siguen ahí,
para ti y para mí,
y para el que los quiera coger.


Autora: Carmen Lorenzo

Seguir leyendo(...)