sábado, 2 de febrero de 2013

POR FIN LLEGÓ EL MOMENTO

03:00 Se avecinaba una larga noche, eran las tres de la mañana y no había hecho más que empezar. Juntas y cogidas de la mano, esperaban el momento en una fría sala de hospital .


- Abuela como has vivido tanto.- 
- Con paciencia.- La abuela hablaba lenta y pacientemente con la tranquilidad que da la sabiduría.
- Abuela me encanta estar contigo. Me transmites tanta paz,...,
- Cuando vives en ella, te sobra para los demás.
- Pero como mantener la calma en momentos como este.
- ¿Te sirve de algo preocuparte?
- No, no sirve de nada, pero no puedo evitarlo.
- Tranquila, si no puedes, solo pasará una cosa.
- ¿Cual abuela?
- Que no llegaras a los 110 años.- Sara volvió a sonreír.- No es mejor ni peor. Yo ya solo espero un momento en mi vida ,..., - Sara sintió pena pues sabía que eso momento llegaría tarde o temprano, pero deseaba con fuerza que tardara en llegar.

El medico se acercó a ellas y Sara se levantó como un resorte según le vio aparecer, perdiendo la sonrisa de su cara.

- Sara, ya ha nacido vuestra hija, las dos están bien. En cuanto las preparen podran entrar a verlas.- Sara volvió a sonreír mientras le caían lágrimas de emoción por las mejillas. Se abrazó a su abuela y le preguntó.

- Todo ha ido bien, ¿no estás contenta abuela?
- He visto nacer a 7 hijos, 32 nietos, 14 bisnietos y de pronto se paró todo. Hoy por fín ha nacido mi primera tataranieta. Estaba preocupada, pero ese momento que esperaba ya llegó. Ahora se que la familia continuará. 

AUTORA: Nuria López Yágüez

0 comentarios: