jueves, 28 de abril de 2011

ABRACADABRA

El mago movió las manos
¡Abracadabra!
y convirtió en poesía
una mezcla de palabras.

La bruja cerró el libro
impidiendo que fueran escuchadas.
Y las palabras perdieron frescura.
Otra manzana envenenada.



 
Autora: Nuria L. Yágüez




7 comentarios:

Andri Alba dijo...

Deliciosa manzana. Me gusta esta especie de oscuridad, hace que brillen mis ojos como la vieja fea de la bruja ¿o soy una? Nooooooo. Me he hecho a mí misma alquimista.

Un abrazo.

Néctar de lluvia dijo...

No todas las brujas quitan frescura a las palabras, su sola presencia ya da frescura y leyenda.

Mar dijo...

Jó! Que bruja más mala :(

Bss.

TORO SALVAJE dijo...

Maldita bruja.

Besos.

Nuria L. Yágüez dijo...

Sabia que la odiariais. jajaja Gracias por los comentarios chicos.

La Zarzamora dijo...

A mí que me apodan "la brujita" Upss!!!
Besos, Nuria.

Alejandro Maciel dijo...

Gente de Esperando a Gala: invitan a opinar, he leído muchos versos poco felices en la hoja pero quiero detenerme en "Abracadabra" de Miss Yágüez porque siempre es preferible comentar lo que gusta. Aunque de estructura sencilla y con palabras simples "Abracadabra" describe la función de la poesía en el lenguaje como pocas veces sucede. La distancia entre el arte y la trivialidad ronda ese mundo de magos y de brujas, capaces de malograr las palabras o elevarlas con la fuerza del arte, como en un cuento infantil, el recurso de la simplicidad no oculta el verdadero valor del mensaje. Mis felicitaciones a la autora.Alejandor Maciel, Bs As. 201