sábado, 11 de junio de 2011

UNA VIDA CONSCIENTE

Un pájaro volando a contraluz.

Una semilla llevada por la corriente.

Un silencio en una melodía.

Un niño siempre sonriente.

El gesto de tranquilidad
de quien sabe que no miente.

Es la sensación que queda en tu pecho
cuando eres en tu vida consecuente.
Y muestras con tus actos
lo mismo que tu corazón siente.



 Autora: Nuria L. Yágüez






7 comentarios:

La Zarzamora dijo...

El vuelo de un pájaro,
la sonrisa de un niño, un amanecer tranquilo y un corazón silente...
ser conscientes, sí.
Besos, Nuria.

Scarlet2807 dijo...

Todo eso, logra que estés en paz y que logres amarte, cosa tan importante en la vida, nos esforzamos por amar a los demás y se nos olvida , que si no te amas a ti mismo, es imposible amar a nadie mas...
Besitos en el alma
Scarlet2807

Vanessa dijo...

"El camino más sencillo, el de la congruencia, y no siempre el más fácil... Gracias por compartir tu tierna poesía, Nuria."

Carmen Lorenzo Navarro dijo...

Muy bonito Nuria! Realmente ese es el camino a la felicidad.

Luna dijo...

Precioso, genial. No hay nada mejor que vivir con la conciencia tranquila, siendo consecuente con lo que sientes.
Felicidades!!!!!!.
Besos grandes.

Remei dijo...

Me lo aplico amiga!!!
Besos genia!!!!!!

Anónimo dijo...

ya me habia llamado la atenciòn hace unas semanas prima,pero no habia tenido tiempo de leer tus poesìas,hoy me tomo media horita para relajarme en tus escritos..este es muy profundo,me encanta!!!